Las verduras, nuestro mejor aliado

Todos estamos cansados de escuchar que las verduras son importantes en nuestro día a día, y esto provoca que en muchas cabezas resuene ABURRIDO, MONÓTONO, SIN SABOR y un largo etcétera. Bien es cierto que son importantes, pero lo es más saber en que punto se encuentra uno mismo o la situación familiar para poder determinar que hacer y como hacerlo.

Se debe planificar y pautar, según las necesidades , preferencias, aversiones, hábitos y costumbres, formas de cocinado.


Por ejemplo, si a una persona no le gustan las acelgas porque las probó hace mil años, quizá sea conveniente que, se pruebe otra receta que incluya las acelgas, combinar esta verdura con otra que guste más, incluirlas en el plato preferido, primero en pequeñas proporciones y poco a poco ir aumentándolas, etc.