ALIMENTACIÓN EN EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA

El embarazo es un estado fisiológico que comporta una serie de cambios muy importantes en la mujer.  A nivel dietético-nutricional aparecen nuevas necesidades, requerimientos y situaciones que giran en torno a dicho acontecimiento que hace necesario el asesoramiento de un profesional para resolver las dudas y llevar a cabo las adaptaciones de la dieta necesarias para conseguir realizar un aporte correcto de nutrientes.

Es bien sabido que en la formación maternal se hace referencia a la alimentación y la importancia de llevar a cabo un estilo de vida saludable. Sin embargo, existen mujeres que cursan con náuseas hasta pasadas las 12 semanas o incluso se mantienen durante todo el embarazo. Hay otras que requieren de pautas más específicas o incluso las hay que tienen dudas sobre su propia alimentación y si requerirían suplementación más allá de la pautada, las hay que quieren hacer cambios o las que llevan a cabo una alimentación vegana o vegetariana y necesitan saber si están cubriendo todas las necesidades. Pues bien, muchas de estas cuestiones quedan sin resolver por la formación limitada de los profesionales que acompañan el proceso, por eso es importante ponerse en contacto con un dietista-nutricionista especialista en dicho tema.

Por lo que respecta a la lactancia, momento muy especial y delicado a la vez. La mujer se encuentra justo en el post parto, con cambios hormonales y cambios en los ritmos circadianos, así mismo, existe un aumento de las necesidades energéticas que deben cubrirse para poder alimentar de forma correcta al bebé si se toma la decisión de dar pecho. Tener en cuenta todos estos factores es clave para aprovechar la ventana de la orportunidad del bebé y "diseñar" una correcta salud en el futuro.